El valor de la validación de correo electrónico